Blogia
El sol en los pies

Ménage à trois

Mi hogar tiene tres pilares. Como un triángulo.

Cuando uno de ellos está débil y se hace pequeño,

los otros dos se estiran para elevarle y que así pueda volver a tocar las estrellas.

Cuando uno de ellos falta,

los otros siguen sosteniendo la casa. Pero le echan de menos.

De vez en cuando, se une un cuarto o incluso un quinto pilar.

Y la casa se alegra y se transforma en un círculo bullicioso y acogedor.

En la vida, tres no siempre son multitud.

En ocasiones, es un número perfecto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Alba -

Me encanta!!!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1/3 -

El número tres se ha convertido en la armonía perfecta!!! en alguien más para hacer de comer al resto! jajaja...
Mi pequeña y gran compañera de piso... si buscamos esta casa tan alta es para que estuvieras más cerca de las estrellas. Es la única manera de que el resto del triángulo esté iluminado! MUACK!

1/3 -

Es un número perfecto, sí!!! sobre todo porque están tan bien compenetrados que han conseguido que en la casa triángulo nadie pueda hacerse pequeño durante demasiado tiempo!! I love you!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres