Blogia
El sol en los pies

Todavía es posible, incluso en Madrid...

Esta mañana, un compañero de trabajo me contaba lo bien que salió el pasado fin de semana la "Fiesta de la música" en Valladolid. Por lo espontáneo y por haber conseguido que no se transformara en un acto institucional sino en una fiesta de y para la gente.

Pensé que algo así es difícil de conseguir hoy en una ciudad como Madrid, en la que casi todo se patrocina. Error.

Esta noche han surgido las hogueras. Grandes y pequeñas. Con cartón, madera o ropa vieja. La gente las ha saltado y ha quemado en ellas lo malo acumulado durante los últimos meses. Sólos, en pareja, con amigos, con niños...

Y lo mejor de todo: sin convocatoria oficial. Sólo por el hecho de pasarlo bien.

Momentos mágicos como este todavía son posibles, incluso en Madrid. 

Eso sí, no diré dónde. No vaya a ser que a quienes mandan les de por prohibirlo el próximo año.

O peor aún, por institucionalizarlo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres